Promesa en soledad

Si alguna vez no te hallo en mi memoria,
si alguna vez te evades del recuerdo;
construiré una carretera de sentimientos
desde mis ojos al alma...

Y allí estaré, entre los vetustos
y férreos muelles de mi vida;
entre los barcos que olvidaron el mar
y la rotunda soledad de las
goletas viejas,

Estarás como silenciosa y muda,
como un certamen
de albas gaviotas que
pespuntan los cielos,

Y llegaré a ti, como pescador
que vuelve lento desde las afueras del mar;
llegaré con mi red huérfana
de peces, sin un solo cantar...

Llegaré aglomerado de lágrimas en los ojos
y el corazón frío y amortajado
de soledad...

José Alfredo Hernández