De los alimentos... "en la tienda hay más"

Resulta que Miryam con "y" griega como yo le llamo, suele ir de compras con su enamorado de cuando en cuando y así tener algunas cosas para comer cuando lo vaya a visitar y cree como algunas mujeres bien pensadas que la razón de sus afectos también comparte estos deseos; por lo menos los comparte por un par de días, pero cuando lo va a ver, éste ya devoró las compras "para dos" ya que empieza con un vaso de jugo y no para hasta terminar la caja y así con todo, al parecer, las raciones no coinciden con los deseos de Miryam y la consoladora y sesuda respuesta a la mirada de desconcierto sobre los empaques rotos y desordenados es la siguiente: " en la tienda hay más".

Asesinato frente a serenos de San Juan de Lurigancho

Hace unos días murió apuñalado un muchacho en la urbanización Canto Grande, el sábado último los serenos del distrito azuzaron -según los vecinos- a un grupo de jóvenes a pelearse en lugar de detenerlos. Los cerca de diez serenos que están apostados en el depósito de INCA KOLA entre las avenidas Los Bambúes y Los Álamos vieron a este grupo de jóvenes iniciar una pelea contra sólo uno y ni siquiera intentaron separarlos; dos de esos muchachos apuñalaron al joven y otro con un verduguillo se lo clavó en el corazón y la víctima murió ante la mirada de su esposa. Los serenos que supuestamente deberían cuidar el orden en las calles no lo están haciendo, lo que hacen es estar parados delante de este depósito para evitar que camiones de la empresa ingresen al recinto que lleva cerrado "dicen por falta de seguridad" cerca de un mes o más y a lo largo de todo este establecimiento que mide como 80 mtr. de frente, se encuentran los serenos con camionetas y motos todos los días las 24 horas. ¿El presupuesto de la municipalidad puede cubrir la vigilancia de un depósito de gaseosas tantos días todas las horas del día y no pueden detener un asesinato?.